Con la entrada en vigor del nuevo reglamento de protección de datos RGPD hay un revuelo bastante curioso y todo el mundo intenta hacer negocio de ello.

Ciertamente es algo que podemos solucionar por nosotros mismos sin demasiados dolores de cabeza, al menos si únicamente utilizamos datos sencillos de nuestros clientes y usuarios, como unas cuantas de cookies y el nombre y E-mail.

La Agencia de Protección de Datos es tu amiga

El tema básicamente consiste en que los que manipulamos datos de cliente o usuarios nos hagamos responsables de la seguridad de esos datos y que además demos la libertad a estos de poder modificar o eliminar estos datos de donde quiera que los estemos custodiando.

Esto no es nuevo, lleva siendo así ya hace mucho tiempo, lo que ocurre es que ahora, por fin, se homogeneiza a nivel Europeo, lo cual en realidad es una ventaja.

En la web de la Agencia Española de Protección de Datos disponemos de toda la información necesaria para informarnos de todo llevar a cabo el procedimiento. Hay varios niveles de rigurosidad a la hora de custodiar datos de terceros en función precisamente del tipo de dato. No es lo mismo almacenar un correo electrónico que datos médicos.

Si no custodiamos ningún tipo de dato, como ellos llaman, de riesgo, entonces podemos hacer uso de la “Herramienta para tratamientos de escaso riesgo”, llamada FACILITA, que la Agencia pone a nuestra disposición.

La herramienta básicamente es un asistente que nos pregunta qué tipo de datos utilizamos y nos prepara algunos textos legales y nos indica cómo actuar con ellos. Veamos:

Tutorial de FACILITA para generar los textos legales del RGPD

Aquí tienes un tutorial paso a paso para generar los textos legales con la herramienta Facilita:

El plugin de WordPress RGPD. Gratuito y completo

Este componente no sólo muestra el aviso de cookies en nuestra web WordPress, sino que además permite a los responsables de los ficheros, controladores y oficial