¿Aún no usas Twitter?, ¿eres de esos que se creó una cuenta y no volvió a utilizarla?

Twitter es una herramienta de comunicación sin precedentes, de gran potencia y eficacia que muchos no saben utilizar. A continuación vamos a desgranar algunos de sus secretos.

Microblogging

Como indica su nombre, microblogging consiste en bloguear o realizar publicaciones en un tamaño reducido. Concretamente en Twitter contamos con 140 caracteres (espacios incluidos) para realizar una publicación. En ellas podemos incluir enlaces, imágenes, vídeos, texto, hashtags y a otros usuarios.

¿Para qué sirve escribir 140 caracteres?

Ciertamente en 140 caracteres cabe bastante poco texto, por ello deberemos ser cuidadosos en lo que escribimos e ir al grano, esa es una de sus grandes cualidades. Optimización de tiempo. Debido a su inmediatez, si practicamos un poco cómo buscar, podremos saber las últimas novedades o lo que se esta hablando en ese momento en cualquier parte del mundo sobre un determinado tema.

Normalmente estos 140 caracteres se utilizan para difundir páginas web concretas en forma de links o enlaces, tales como una entrada de blog, un nuevo producto, un vídeo, evento, etc, o simplemente para hacer un comentario sobre un tema concreto asociando nuestra publicación o tweet a un hashtag, que veremos más adelante.

Funcionamiento básico

Cuando tuiteamos, es decir, cuando publicamos un tweet, este tweet puede ser visto por nuestros seguidores, por tanto, cuanta más gente nos siga, más repercusión tendrán nuestros mensajes.

A su vez, nosotros veremos los tweets de las cuentas a las que seguimos.

En Twitter no es necesario confirmar las peticiones de seguidores, simplemente podemos seguir o ser seguidos, y esto no tiene porqué ser recíproco. Es decir, que el hecho de que alguien nos siga no implica que nosotros tengamos que seguir a esta persona.

Hashtags

Probablemente es en una de las funcionalidades dónde radica la gran potencia de Twitter. Son palabras en las que anteponemos el símbolo almohadilla o ‘#‘. La gran ventaja es que podemos hacer búsquedas de hashtags, pudiendo así acceder a lo que se está hablando sobre un determinado tema con información reciente. También podemos participar y aportar nuestra opinión identificando las palabras clave de lo que escribimos como un hashtag.twitter hashtag

Usuarios

Podemos referirnos a un determinado usuario colocando ‘@‘ delante de su nombre de usuario. ¡Ojo!, esto no convierte a nuestro tweet en privado, podrá verlo cualquier seguidor como si de cualquier otro tweet se tratara. La diferencia es que el usuario que mencionamos recibirá un correo electrónico alertándole de que ha sido mencionado. Esto es lo que se conoce como mención en la jerga de Twitter.Twitter mencion

Tipos de seguidores

Podemos distinguir 3 tipos de usuarios. Los que tienen muchos seguidores, los que siguen a muchos o los que tienen un número equilibrado de seguidores y seguidos. Haciendo un símil semántico respecto al uso que hacen de la información los podríamos denominar fuentes, sumideros y equilibrados respectivamente.

Los usuarios fuente o aquellos que tienen muchas más seguidores que personas a las que siguen (seguidos) suelen ser grandes comunicadores, grandes marcas conocidas o personajes famosos.Twitter perfil fuente

Los que siguen a muchos pero no tienen seguidores suele ser porque no tuitean, y por tanto su objetivo no es el de difundir su palabra o producto, sino el de estar informados, escuchar a cerca de temas que les interesen.

Los equilibrados somos todos los que empezamos y crecemos de manera gradual, trabajando poco a poco en nuestra marca desde el anonimato y queremos hacer las cosas bien. ¿Porqué digo esto?. Porque también podemos encontrar gente que sigue a muchos de forma masiva con la esperanza de ser seguidos como reacción, pero, ¿es esto positivo?.

Crear un perfil sólido

Es cierto que en muchas ocasiones, cuando seguimos a otros usuarios equilibrados o sumideros, ellos nos siguen de vuelta como medida de cortesía, pero si no aportamos nada de valor, es decir si no tuiteamos cosas que puedan interesar a nuestros seguidores, no estamos haciendo sino crear una apariencia que en realidad está vacía por dentro y en el futuro esto repercutirá en una calidad deficiente, porque nuestros tweets en realidad no interesarán a nuestros seguidores y se convertirán en spam.

Para no caer en este fallo tenemos que tomarnos las cosas con paciencia y ya veréis como poco a poco vamos creciendo, y sin darnos cuenta, pasado un tiempo tendremos un número de seguidores a los que realmente les interesa lo que publicamos. Es importante tener en cuenta que vivimos bombardeados constantemente por publicidad y cada vez somo más inmunes a ella. No queremos ser como ese molesto panfleto que nos colocan en el parabrisas, que en el 90% de los casos lo único que hace es molestar. es preferible tener unos pocos seguidores interesados y a los que podamos atender adecuadamente y aconsejar.

El ‘momentum’ de Twitter

Es muy importante tener en cuenta que la información en Twitter es en cierto modo efímera. ¿Por qué? Porque Twitter muestra la información por orden cronológico inverso, es decir, el tweet más reciente primero. Esto quiere decir que cuando nosotros entramos en nuestra pagina principal de Twitter o buscamos por una determinada palabra clave o hashtag, veremos como resultado unos cuantos tweets, más si vamos bajando por la página. Como mucho unos 50 o 100, a menos que dediquemos mucho tiempo, para una tarea concreta.

Si por ejemplo seguimos a 10 personas o buscamos un término más bien raro o del que se habla poco, podemos decir que , estamos visualizando un gran porcentaje o la totalidad de la información a cerca de ese tema. Si por el contrario seguimos a 10 mil o buscamos por un trending topic (tema muy popular del que se está hablando mucho en un país o región en ese momento), estaremos visualizando una mínima parte de la totalidad de la información. Por ello es también muy importante tener en cuenta a las horas a las que publicamos.

Horas de publicación.

Curiosamente, a las horas a las que más tweets se envían son entre las 9 y las 11 de la mañana y por la tarde, después de la jornada laboral, a partir de las 6. Esto quiere decir que si nosotros publicamos a las 8:30, nuestro tweet dejará de ser fácilmente visible en menos tiempo que si lo hacemos a las 12 por ejemplo. Por otra parte, según mi experiencia observando resultados de mis tweets y un poco de sentido común, los tweets que se publican durante la mañana en plena jornada laboral, serán en su mayoría publicados por trabajadores y Community Managers de empresas, los cuales emplearán menos tiempo en leer tweets de otros, a menos que estén monitorizando información para descubrir lo que se habla del tema o servicio sobre el que trabajan. Por otro lado, las personas que acceden por la tarde, en su mayoría ya no están trabajando y miran por cuestiones de ocio o curiosidad.

Piensa a qué hora te interesa publicar dependiendo de lo que vendas y aplicando el sentido común y notarás los resultados. a groso modo, si yo vendiera viajes publicaría por la tarde, y si vendiera servicios a otras empresas lo haría entre las 9 y las 11 de la mañana.

Listas

Puedes leer sobre listas en este otro artículo: Listas en Twitter, guía breve

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This