Hoy por hoy, hay tres clases de usuarios de móviles, los ‘libres’, los Raritos y los Fashion. Por suerte, gracias a las salidas al mercado de nuevas alternativas de sistemas operativos para smartphones como Ubuntu Phone a principios de 2014 o Firefox OS el próximo junio, esto va a cambiar, pero de momento contamos con esta demoledora situación. Con los Fashion no hay nada que hacer, el 90% de ellos piensan que Apple es lo mejor en todos los sentidos, a pesar de tener que pagar hasta por whatsapp y de gustarles una aplicación como iTunes, que de analizarla en profundidad probablemente sacaríamos en claro que atenta contra varios de los derechos humanos; sólo nos queda rezar para que el 10% restante se salve. Los ‘libres’ somos los que, bajo el yugo del imperio Googleano, aún tenemos cierto poder de decisión, siempre limitado a la omnipresente variedad de servicios gratuitos con que nos provee El Imperio. Los Raritos no creo que haga falta mencionarlos, son todos los demás. Almas errantes y puras en busca de la verdad.

El caso que nos atañe afecta a ‘libres’, Raritos y ese 10% de