Continuando con los ejemplos anteriores, en esta ocasión aprenderemos a aplicar rápel en los suplementos, es decir, variaciones en el precio en función de cantidad de unidades solicitadas.

En el caso de ejemplo, la tienda de serigrafías desea aplicar un descuento en sus servicios para productos que se impriman a dos caras y que superen las 10 unidades. Sin embargo, el descuento no se debe aplicar en el precio de la camiseta sin serigrafía, sino en el suplemento por imprimir a dos caras. Veamos cómo se hace:

  1. Generamos el producto que será el suplemento, en este caso &l