Actualizado julio 2016

La verdad es que actualizar a Windows 10 desde Windows 8.1 ha sido fácil. Una tarea mucho menos traumática de lo que esperaba. Y, cuando ves la luz al final del túnel, (del proceso de instalación, que tarda un ratito), conoces a tus nuevos amigos, Edge y Cortana</