Cuando un usuario entra y sale de un sitio web en la misma página, sin haber visitado otras, provoca un rebote.

Si nos referimos a correo electrónico, un rebote se produce cuando el receptor no recibe el correo, o bien porque la dirección no existe, en tal caso lo llamamos rebote duro (hard bounce), o porque el destino está temporalmente fuera de servicio o saturado. Rebote blando (soft bounce).

« Back to Glossary Index