(Actualizado marzo 2016)

Historias de la búsqueda de restaurante vacional pre-smartphone

Buscar un restaurante apropiado cuándo nos íbamos de vacaciones era toda una odisea hace unos años. Creo que incluso se pueden clasificar los comportamientos más típicos y conocidos de nuestros papás.

Si pasas de leer esta patraña y prefieres directamente saber cómo posicionar tu negocio local en buscadores ve directo al siguiente apartado!

Está el que ha estado en un sitio estupendo hace mucho tiempo, pero no se acuerda muy bien de dónde está. Insiste en llevarnos al sitio, normalmente con gran ahínco y cabezonería, lo que suele desembocar en llegar con la cocina cerrada o abortar misión y terminar en el típico sitio de comida rápida. Seguro que podéis recordar una situación así, y si no os acordáis, lo más seguro es que hayáis sido vosotros mismos los ejecutores de tal hazaña.

Otra posibilidad son los extremadamente sociables y que además se creen a pies juntillas lo que les cuenta cualquiera. Suelen aplicar la técnica de las 3b’s: -¿Conoce algún restaurante bueno, bonito y barato por aquí?. -¡Toma ya!, y se quedan tan a gusto, como si el otro fuera a saber lo que te gusta a ti. Llegados a este punto, si el interlocutor se queda pensativo o bloqueado, el extremadamente social agrega: -¡Nos gusta el pescaito!. -Ahí es cuando el grupo queda completamente a meced de la diosa fortuna o de nuevo en el “burrikín”.

Los tímidos u observadores suelen ir mirando puerta por puerta la pinta que tiene cada sitio, haciendo cábalas de factores como precios, olores o número de gente sentada. El terrible mal que acucia a estos sujetos es la indecisión, en muchas ocasiones y dependiendo del sitio, terminando en una de las peores posibilidades, tras ser abordados por el clásico relaciones públicas oportunista que huele el miedo y la inseguridad. Lo otro que puede ocurrir es volver a terminar en el clásico de comida rápida tras un bloqueo neuronal causado por el exceso de información y el largo paseo bajo el sol.

Otros de mis favoritos son los reincidentes, que fueron a un sitio que les gustó el año anterior, y de ahí no se mueven, a pesar de que les pongan algo que no es de su gusto y cargan con el mitiquísimo: -Estos ya no son lo que eran… Habrá cambiado el dueño.

Al final, los papás sacrificados que se quedan toda la mañana cuidando el sitio en el bar de al lado del hotel, “por si acaso luego no haya sitio”, suelen ser los grandes triunfadores, aparte de los suertudos claro, pero estos pueden escoger cualquier opción de las anteriores.

Por suerte o por desgracia ya no vivimos tan intensamente esas aventuras, porque buscando con el móvil en cualquier servicio de giolocalización obtenemos soluciones rápidas y generalmente efentivas.

El hoy de la geolocalización

Seguro que con muchas o todas estas peripecias te sientes identificado, pero, ¿qué ha ocurrido en los últimos años?. Con el boom de los dispositivos móviles y la geolocalización, podemos buscar exactamente lo que queramos, ya sea buscando por una temática o calidad en concreto, o bien simplemente por cercanía. En cuestión de minutos podemos tener una idea clara de las posibilidades que tenemos, podemos leer comentarios y experiencias de otros que han estado allí previamente y decidieron compartirlo. Todos conoceréis servicios como Tripadvisor o Booking, por ejemplo. El caso es que las opiniones de los demás nos aportan mucho valor, y más si tenemos la oportunidad de comparar y leer diversas opiniones.

Pues desde algún tiempo, Google ha decidido estar presente en esto de las opiniones, y como siempre , debido a la gran cantidad de servicios asociados, esto supone un gran valor añadido para los que usamos estos servicios, ya que por ejemplo, a través de Google Maps podemos obtener reseñas de los sitios que tenemos a nuestro alrededor.

Por lo que, si tienes un negocio local, deberías plantearte seriamente el estar presente en Google Local, ahora Google My Business (actualizado marzo 2016), aparecer en Google Maps y saber y tomar el control de lo que se está hablando a cerca de tí. Ten en cuenta que las reseñas negativas pueden dañar seriamente tu reputación.

Cómo estar en Google Maps

Acceder a Google My Business

Con la sesión iniciada en Google presiona el botón de las aplicaciones de Google en la esquina superior izquierda en cualquier página de Google y busca entre los botones ‘My Business

Si no tienes ninguna página creada previamente un asistente te guiará para rellenar los datos de tu negocio. Necesitarás:

  • Una imagen de perfil o logotipo.
  • Una imagen grande para el fondo de la cabecera (similar a la una página de fans en Facebook, pero más ancha).
  • Descripción y sector de tu negocio.
  • Enlaces a página web y demás redes sociales.
  • Horarios de apertura.
  • La dirección fícica.

Es importante rellanarlo todo bien y no lleva demasiado tiempo, sólo hay que tener la información indicada preparada para evitar sorpresas.

Durante el proceso, a la hora de introducir la dirección, deberás determinarla en una pantalla similar a Google Maps. Asegurate que es correcta y entonces recibirás en esa dirección una carta con un código que tendrás que validar para terminar la operación. Una vez hagamos eso la empresa aparecerá en los mapas.

Es interesante tener en cuenta que hay una opción que permite indicar si realizamos envíos a domicilio y podemos incluso determinar el radio de acción en kilómetros.

¿Qué más podemos hacer en Google My Business?

Una vez terminado, si accedemos a La página principal de Google My Business veremos todas las marcas que gestionamos desde ese perfil personal. Es importante comprender que estamos creando una página de una empresa desde un perfil personal. De este modo podemos gestionar múltiples marcas desde un perfil personal y a su vez, una página de empresa puede ser gestionada por múltiples administradores.

página principal de google my business

Desde esta página podemos agregar múltiples ubicaciones de la misma marca también. Si tenemos varios locales o puntos de venta podemos agregarlos. Deberemos repetir el mismo proceso mencionado anteriormente, activación de código incluida. Lo interesante de esto es que podemos entablar conversación de forma específica con cada zona, incluyendo distintas imágenes. El trabajo se multiplica, pero la efectividad de nuestro mensaje también.

Dentro de la administración de la página podemos ver estadísticas de alcance de la marca y por el momento está ligada también a una página de Google+ que se crea para la página al mismo tiempo. No creo que esta funcionalidad dure mucho porque es un poco raro y además la página en Google+ aún funciona con la interfase anterior. Para acceder desplegamos el menú izquierdo, desde dónde también podremos agregar ubicaciones, administradores y demás.

menú de ajustes de google my business y acceso a google+

Si eres poco habilidoso/a o no tienes tiempo de hacerlo tú mismo, aquí tienes una opción buena, bonita y barata, no esperes más ¡Y haz que te encuentren!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This